Basilea

Basilea medieval en un carrete de 36 fotografías

Basilea
Basilea tiene uno de los centros históricos mejor conservados de Europa

El pasado medieval de Basilea se encuentra visible en los monumentos más importantes y visitas imprescindibles que deben hacerse en la ciudad. Aunque Basilea es la tercera ciudad más grande de Suiza, en su casco antiguo os parecerá estar en un encantador pueblecito a orillas del Rin.

Grossbasel: centro histórico de Basilea

Basilea
Spalenberg está llena de pintorescas boutiques, restaurantes y bonitas casas medievales

El casco antiguo de Basilea se conoce con el nombre de Grossbasel. Es uno de los centros históricos mejor conservados y más hermosos de Europa, donde os recomendamos perderos por sus intricadas callejuelas y plazoletas encantadoras.

Basilea
En la Edad Media, la calle Petersgasse formaba parte del barrio aristocrático

El área de Altstadt Grossbasel corresponde al espacio que quedaba rodeado por la primera muralla de la ciudad, así que todas las calles cuyo nombre acaban en «graben» (Leonhardsgraben, Petersgraben o St. Alban-Graben) son las que formaban parte del antiguo foso defensivo.

Calles gremiales

Basilea
La primera mención escrita del nombre de una calle de Basilea data del año 1190

Algunos nombres de las calles del centro histórico de Basilea, hacen referencia a los gremios y artesanos afincados aquí en la Edad Media. El Gremio de los cerrajeros se encontraba en Freie strasse y los sastres en Schneidergasse. Los comerciantes de pimienta se encontraban en Pfeffergässlein y los del jengibre en Imbergässlein.

Ayuntamiento de Basilea

Basilea
Uno de los temas representados es la inclusión de Basilea en la Confederación Suiza en 1501

El edificio del Ayuntamiento de Basilea se empezó a construir en 1504 para demostrar la importancia política de la ciudad, que se había unido a la Confederación Suiza en 1501. Fue ampliado en 1606 con una nueva cancillería y entre 1899 y 1901 con el edificio de la izquierda y la torre de la derecha.

Basilea
Hay varios loros pintados en los murales del Ayuntamiento

La fachada del Ayuntamiento de Basilea está profusamente decorada con esculturas y pinturas que relatan la historia de esta ciudad suiza a orillas del Rin. Te proponemos un juego, busca varios loros que hay representados y que hacen referencia a la Virgen María, a los caballeros de Basilea o al símbolo de riqueza.

Basilea
El patio interior del Ayuntamiento de Basilea está abierto al público

Entra al patio interior que también se encuentra decorado con pinturas murales donde predomina el color rojo. Las primeras pinturas fueron realizadas a principios del siglo XVI y se pueden ver representadas escenas del Juicio Final, o personajes como Herodes o Josafat de Judá; el cuarto rey de Judá.

Basilea
La escultura de Lucius Munatius Plancus es obra de Hans Michel de 1580

El patio está presidido por la estatua de Lucius Munatius Plancus, legado de Julio César durante las Guerras de las Galias. En su inscripción funeraria puede leerse que fundó las ciudades de Lugdunum (Lyon) en el año 43 a. C. y Augusta Raurica en el año 44 a. C. La escultura en piedra arenisca es obra de 1580 del escultor Hans Michel.

Museo Histórico de Basilea

Basilea
Desde 1894 esta iglesia protestante alberga un museo sobre la historia de Basilea

En el interior de la antigua iglesia gótica de Barfüsserkirche se encuentra una de las sedes del Museo Histórico de Basilea. El edificio ha tenido diversos usos a lo largo de su historia, desde monasterio franciscano, pasando por hospital, casa para pobres, escuela, manicomio, granero y almacén de sal.

Basilea
En sus salas puedes encontrar desde magníficos retablos de pan de oro

Monedas celtas del siglo II a.C., objetos del imperio romano, esculturas del siglo XIV, vidrieras del siglo XVI, objetos relacionados con Erasmus de Róterdam, joyas del siglo XVIII o muebles Luis XV son solo algunos de los numerosos objetos que forman parte de la colección museística.

Plaza de la catedral

Basilea
El pavimento de la plaza de la catedral es de finales del siglo XIV

La Münsterplatz, la plaza donde se encuentra la catedral, es una de las plazas más bonitas de Basilea. Está rodeada de grandes mansiones donde vivían los altos dignatarios y las autoridades eclesiásticas. Fue construida en la Edad Media, aunque el aspecto actual corresponde a la reforma realizada a principios del siglo XIX.

Catedral de Basilea

Basilea
La fachada de la catedral de Basilea fue levantada en piedra arenisca roja

El monumento más famoso de Basilea es su catedral, considerada uno de los templos medievales más importantes de Suiza. La parte más antigua del edificio corresponde a la construcción en estilo románico tardío de 1019.

Basilea
San Jorge, cazador de dragones

La catedral de Basilea fue reformada entre los siglos XIV y XV, a la que correspondería sus partes góticas, como por ejemplo sus dos torres de más de 60 metros. La torre de la izquierda, llamada la Torre de San Jorge, muestra en su parte inferior al caballero luchando contra el dragón-demonio.

Interior de la catedral

Basilea
En la Edad Media, esta estrella era el símbolo de los canteros y señal de protección

En el interior nos esperan magníficas vidrieras, entre las que destaca la del rosetón de principios del siglo XIII, donde puede verse la figura de Jesucristo en el interior de una estrella de seis puntas que representa la oposición entre el cielo y la tierra.

Basilea
Desde 1455, el púlpito de la catedral es el lugar oficial de los sermones

El púlpito de la catedral de Basilea parece tallado en madera, pero en realidad es de piedra arenisca roja. Esta obra gótica de 1486 atribuida al maestro de obras Hans Nussdorf está decorada con bustos, tracerías y torrecillas.

Basilea
La inscripción dorada del epitafio muestra el lema personal de Erasmo de Róterdam

El teólogo y humanista Erasmo de Róterdam murió en Basilea en 1536, a la edad de setenta años. Había vivido largas temporadas en la ciudad y fue el lugar donde se imprimió por primera vez el Nuevo Testamento en griego. El epitafio de Erasmo de Róterdam fue realizado en piedra caliza roja en 1538 por el escultor Hans Mentzinger.

Basilea
La tumba de la reina Ana de Habsburgo es la única tumba real de Suiza

La tumba de la reina Ana de Habsburgo y su hijo Carlos está adornada con los escudos de armas de los Habsburgo. El sarcófago muestra el cuerpo de la reina fallecida en 1327 y el de su hijo Karl que falleció en 1276 al poco de nacer.

Cripta

Basilea
La cripta se divide en cinco naves y cuatro tramos

La cripta de la catedral de Basilea pertenece a tres etapas constructivas, la primera corresponde a la iglesia románica consagrada en 1019 por el emperador Enrique II. El antiguo espacio de enterramiento consta de dos partes: la cripta situada bajo el crucero y la de debajo del presbiterio que tiene una galería y una sala de tres naves.

Basilea
De izquierda a derecha: Anunciación, Nacimiento de María y detalle de María yendo al templo

Las pinturas murales de la cripta son de excelente calidad artística, las más antiguas datan de época románica del siglo XIII. Las escenas muestran pasajes de la vida de la Virgen María y Jesucristo, retratos románicos de dos obispos o un ciclo de pinturas góticas de alrededor del siglo XV de los santos Margarita, Martín, Ana y Joaquín.

Claustro

Basilea
Las grandes familias, eruditos y concejales de Basilea tienen sus epitafios en este claustro

El original doble claustro de la catedral de Basilea es una rareza histórico-arquitectónica. Fue construido en el siglo XV en estilo gótico y destaca especialmente por sus bellas bóvedas decoradas y los cientos de lápidas de grandes personajes de la ciudad.

Basilea
El gran claustro conserva magníficas bóvedas

El vestíbulo de grandes dimensiones conserva un techo de madera de abeto pintado en 1490. El claustro sirvió de espacio para fines litúrgicos hasta 1529 y como lugar de enterramiento hasta el siglo XIX.

Exterior de la catedral

Basilea
La puerta de bronce data de 1892 y fue diseñada por Emanuel La Roche

La Puerta de Saint-Gall o Galluspforte pertenece al edificio catedralicio románico tardío de finales del siglo XII. Es el portal decorado más antiguo de Suiza, donde se ha representado escenas del Juicio Final. En el tímpano puede verse a Cristo junto a los apóstoles Pedro y Pablo.

Muralla medieval de Basilea

Basilea
La bodega del Hotel Teufelhof se encuentra entre las dos murallas de la ciudad

Las murallas de Basilea fueron construidas entre los siglos XI y XIII. Restos de aquel recinto amurallado puede verse en el sótano del Hotel Teufelhof situado en la calle Leonhardsgraben. La muralla estaba protegida por un foso que recorrería el espacio de la actual calle Petersgraben.

Spalentor

Basilea
Destacan las dos torres rematadas con almenas de más de 28 m de altura

Spalentor es la puerta medieval más famosa de Suiza y una de las tres puertas medievales que ha conservado Basilea. Fue construida a principios del siglo XV, del que ha conservado también tres esculturas decorativas. Se encuentra situada en el antiguo camino hacia Alsacia frecuentado por comerciantes y viajeros.

Puerta de San Juan

Basilea
La Puerta de San Juan perteneció a las antiguas fortificaciones de la muralla de Basilea

La Puerta de San Juan fue construida entre 1367 y 1375 y ha sido alterada en sucesivas ocasiones a lo largo de los siglos. Antiguas aspilleras o los restos de las ranuras laterales, excavadas en la piedra y que servían de guía a la antigua puerta, nos evocan el puesto defensivo de la Edad Media.

Puerta de San Alban

Basilea
La Puerta de San Alban formó parte de la última muralla defensiva construida en Basilea

La Puerta de San Alban fue construida como puesto de vigilancia en el siglo XIV. Almenas, barbacanas e incluso un puente levadizo fueron construidos a lo largo de los siglos. El edificio que podemos ver hoy es una remodelación del siglo XX.

Las fuentes de Basilea

Basilea
En Andreasplatz se encuentra la fuente de un mono con camisa y sombrero que come uvas

Basilea cuenta con más de 300 fuentes en mármol, piedra o acero. Algunas tienen nombre propio y alguna historia o leyenda que contar. Algunas de las más bonitas se encuentran en rincones bucólicos de la ciudad vieja, rodeadas de casas medievales.

La Fuente del Mercado de pescado

Basilea
En el siglo XV los pescadores introducían las jaulas con peces vivos en la fuente para venderse frescos

La fuente de Fischmarkt está considerada la fuente gótica más hermosa de Suiza. La parte más antigua correspondería a la columna de la Fuente del Mercado de pescado, que se cree es de la segunda mitad del siglo XIV. Está decorada con 13 ángeles, 6 santos y 3 profetas.

La Fuente Agustiniana

Basilea
La columna está decorada con cabezas de ángeles y rematada por una gárgola

La fuente de la calle Augustinergasse es la versión de 1837, aunque se tiene constancia de que ya existía una fuente en 1441 que abastecía al monasterio de los agustinos. La fuente consta de un abrevadero rectangular y una columna color rojo oscuro (la versión anterior se encuentra conservada en el Museo Histórico de Basilea).

La Fuente Pisoni

Basilea
La fuente de Münsterplatz tiene pequeños abrevaderos para que beban los animales

La fuente que podemos ver junto a la catedral fue construida en 1784 por Paolo Antonio Pisoni. Aunque se tiene constancia de que la primera fuente se instaló en 1266. Algunos actos vandálicos destrozaron en 1503 una fuente ubicada aquí y que estaba dedicada a San Jorge.

La Fuente del Basilisco

Basilea
Las fuentes del basilisco diseñadas en 1884 son obra de Wilhelm Bubeck

Las fuentes más abundantes son las fuentes verdes con un basilisco; símbolo de la ciudad de Basilea. Quedan unas 25 fuentes de este tipo y todas miran hacia el Rin, menos la situada en Kleinbasel, frente a la catedral, para que los turistas tomen su mejor foto.

La Fuente de San Juan Bautista

Basilea
La Fuente de San Juan Bautista data de 1839 y las pinturas de 1919

Es la fuente de nicho más grande de Basilea, sus pilares soportan una casa. Se encuentra situada en la calle Spalenberg frente a Rosshofgasse. El mural pintado por el artista basiliense Numa Donzé muestra escenas de la vida de San Juan Bautista.

La Fuente de Sevogel

Basilea
El edificio detrás de la fuente corresponde al archivo estatal de la ciudad de Basilea

En Martinskirchplatz se encuentra la fuente Sevogelbrunnen. La fuente consta de un abrevadero hexagonal y una columna color burdeos. Está rematada con la figura de Henman Sevogel vestido con armadura. Este personaje lideró al ejército de Basilea en 1444, en la batalla del Birs, contra la nobleza habsburguesa.

Archivo estatal de la ciudad de Basilea

Basilea
El archivo estatal de Basilea es el primer edificio con esta función de Suiza

Aquí se conservan los documentos relacionados con el antiguo cantón de Basilea. La pieza más antigua del archivo estatal es un documento de 1098. El edificio que lo aloja fue construido en 1898 por los arquitectos Eduard Vischer y Rudolf Eduard Fueter. En el claustro pueden admirarse unas pinturas murales realizadas entre 1942 y 1946 por Heinrich Altherr sobre la historia de Basilea.

El Puente Medio

Basilea
El Puente Medio es el puente más antiguo del Rin, entre el lago de Constanza y el Mar del Norte

Cinco puentes unen las dos orillas del Rin en Basilea: Dreirosenbrücke, Johanniterbrücke (San Juan), Wettsteinbrücke, Schwarzwaldbrücke y el Mittlere Brücke. El Mittlere Brücke, el Puente Medio, fue uno de los primeros puentes que tuvo este importante río de Europa y que ha sobrevivido a nuestros días. La primera versión construida en madera en 1226 se reconstruyó totalmente en piedra en 1905.

El Rin y los transbordadores de cable

Basilea
El trayecto en un transbordador de cable cuesta un par de francos suizos

Una de las atracciones turísticas de Basilea es cruzar el Rin en un transbordador de cable. Varias embarcaciones sin motor unen la orilla del casco antiguo con la otra orilla llamada la pequeña Basilea. Se mueven utilizando tan solo un cable de acero y la fuerza de la corriente fluvial.

Puedes seguir leyendo sobre Basilea en:
Planeta Dunia: Guía de viaje por la Basilea medieval. O ver nuestro vídeo de viaje sobre Basilea, en este enlace.

¿Tienes Canas de viaje? Nuestro próximo destino: ….

Documentación y redacción realizada por Ana Isabel Escriche. Fotografía, realización de vídeo y postproducción realizado por Ángel Bigorra.

1 comentario en «Basilea medieval en un carrete de 36 fotografías»

Los comentarios están cerrados.