Poitiers

Poitiers en un carrete de 12 fotografías

A unos 100 Km. de Angoulême se encuentra la ciudad de Poitiers que conserva un importante legado románico y medieval. El centro histórico de Poitiers es un compendio de estilos y épocas arquitectónicas, así es posible descubrir, por ejemplo, restos de época romana en su trazado urbanístico y adivinar fácilmente donde se encontraba el anfiteatro romano construido en el siglo I a.C.

Sólo tienes que mirar un mapa callejero de Poitiers y descubrirás una elipse de casas muy significativa. En Rue Bourcani encontrarás lo que queda de uno de los anfiteatros más grandes de la Galia. Fue en Poitiers donde se disolvió la Orden del Temple y fue también aquí, donde se celebró en 1429 el juicio contra Juana de Arco. En la Rue des Cordeliers de Poitiers encontrarás una estatua en forma de «Ángel de la Paz» dedicada a la famosa heroína que guio al Ejército francés contra Inglaterra en la guerra de los Cien Años.

Los manuscritos medievales hacen referencia al encuentro suntuoso que tuvo lugar alrededor de 1520 entre Francisco I de Francia (nacido en Cognac) y Enrique VIII de Inglaterra. Conocido como el “Campo del Paño de Oro”, aquí se dieron cita estos dos monarcas para alcanzar una hipotética alianza entre Francia e Inglaterra. En el número 27 de la Rue du Marché Notre Dame de Poitiers puede verse un relieve del Camp du Drap d’Or que pasó a las leyendas caballerescas como un campo de batalla engalanado con tiendas de los mejores tejidos y decoradas con todo el oro que pudieron exhibir ambos monarcas.

Junto a los restos de las antiguas murallas romanas, la reina Leonor de Aquitania (madre de Ricardo Corazón de León) instaló su corte en el interior del Palacio de los Condes de Poitou, edificio construido en el siglo IX. Reconstruido en diversas ocasiones, uno de los elementos más antiguos conservados es la Torre Maubergeon que fue añadida alrededor del año 1104. En el interior del palacio destaca una triple chimenea coronada con vidrieras que formó parte de la película Juana de Arco filmada por Luc Besson en 1999.

No es el único legado de aquella famosa soberana medieval que también mandó construir la Catedral de San Pedro de Poitiers y donde se casaría en segundas nupcias con el rey Enrique II de Inglaterra. La fachada de este templo, ejemplo del gótico francés, se asienta sobre una catedral románica construida en 1025. Enmarcada por 2 torres incabadas, la fachada presenta 3 grandes portadas decoradas con una serie de altorrelieves con pasajes de la Biblia.

En el interior de la catedral descubrirás unas de las vidrieras medievales más antiguas del cristianismo. Fueron pagadas por Leonor de Aquitania, alrededor de la década de 1160. Curiosamente, en la parte inferior de la Vidriera de La Crucifixión, situada detrás del altar, verás el rostro de la reina y de su marido Enrique II. Busca las pinturas murales góticas descubiertas en 2015 y que muestran personajes del Antiguo y Nuevo Testamento y frisos decorativos con hojas y animales.

Es imprescindible la visita al Baptisterio de San Juan considerado uno de los monumentos cristianos más antiguos de Europa. Construido alrededor del año 360, formaba parte de un complejo episcopal formado por el Palacio del Obispo y la catedral. La silueta exterior, reformada durante siglos presenta una extraña estructura de volúmenes que han conservado cierta decoración geométrica.

En el interior del Baptisterio de San Juan puede verse 3 arcos carolingios precedidos por una pila bautismal octogonal de unos 2 metros de diámetro. Fue utilizada desde el siglo VI para realizar el bautismo por inmersión de recién nacidos y adultos. Destacan los preciosos frescos y pinturas murales románicas de finales del siglo XI y principios del siglo XIII que decoran las paredes de las salas. En el suelo se acumulan varios sarcófagos merovingios esculpidos en piedra que esperan una nueva ubicación en un futuro Museo Lapidario.

En Poitiers se encuentra una de las joyas románicas más importantes de Francia; la Iglesia de Nuestra Señora la Grande. Fue construida entre los siglos XI y XII y su fachada muestra una rica decoración escultórica donde se han esculpido algunos de los pasajes de la Biblia. En el interior podrás ver una pintura mural conservada de época románica en la bóveda del coro. La decoración geométrica de las columnas es de una intervención de 1851 que trataba de imitar la decoración románica original.

Uno de los lugares más curiosos de Poitiers es la Plaza de la Libertad donde se encuentra una réplica en miniatura de la Estatua de la Libertad de Nueva York. Muy cerca de aquí se encuentra un edificio de la Universidad de Poitiers ubicado en el interior del Hôtel Fumé construido entre el siglo XV y el siglo XVI. El patio interior conserva una fachada gótica decorada con figuras de animales y otra cerrada por una logia de madera sostenida por columnas retorcidas góticas.

No te pierdas las casas con entramado de madera de la Rue de la Chaîne, Place du Marché-Notre-Dame, Rue de la Regratterie y Rue des Vieilles-Boucheries. Por último, acércate hasta la Place du Maréchal Leclerc donde se encuentra el Ayuntamiento de Poitiers que se inspira en el Ayuntamiento de París. Frente al consistorio se han colocado unas enormes letras con el nombre de la ciudad donde todo el mundo se hace una fotografía. El edificio construido entre 1869 y 1875 en estilo del Segundo Imperio preside una animada plaza soleada que en su día ocupó el foro romano del oppidum Lemono.

¿Tienes Canas de viaje? Nuestro próximo destino: Limoges.